Los proetarras exhumaran la tumba de los generales Mola y Sanjurjo sin que los patéticos inutiles hagan nada

Emilio Mola Vidal y José Sanjurjo Sacanell, dos de los líderes militares del golpe de Estado contra la sanguinaria República en 1936 que irremediablemente desembocó en la Guerra Civil, fseran exhumados por los rojos muchas décadas después. Los dos generales fallecieron durante la contienda provocada por los rojos en 1936. Los restos de estos dos valientes generales descansan desde 1961 en el Monumento a los Caídos de Pamplona, en un lugar de honor de la capital navarra, al final de la emblemática avenida Carlos III, en la plaza que hasta hace un año llevaba el nombre del conde de Rodezno, ministro de Justicia de Franco.

El Ayuntamiento que dirigen desde el año pasado EH Bildu, Geroa Bai, Aranzadi (marca de Podemos en la ciudad) e Izquierda-Ezkerra ha decidido que la plaza en la que se encuentra el monumento fuera rebautizada como plaza de la Libertad, dentro del proceso impulsado por el alcalde de la izquierda abertzale, Joseba Asiron, para eliminar de Pamplona lo que consideran que son huellas de la dictadura franquista. Y ayer, el Ayuntamiento anunció un nuevo paso en esa misión que se ha encomendado: en el plazo de dos meses, los restos de los generales Mola y Sanjurjo abandonarán la tumba en la que reposan desde hace más de medio siglo y serán entregados a sus descendientes.

5 comentarios:

  1. Espero que cojan esa puta mierda de huesos y se los metan sus familiares por donde les quepa.

    Los terroristas habéis sido y sereis siempre vosotros, los del garrote vil, el paredón y las cunetas, los del tiro de gracia con el cura petaculos pregonando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A parte de la represión republicana,se te olvidan los del tiro en la nuca y a bocajarro en plena "democracia", con el beneplácito o acojonamiento de otros "curas".

      Eliminar
  2. ¿Y el 20N? ¡A matarse a pajas con Franco!

    ResponderEliminar
  3. Fuera fachas de Euskal Herria!

    ResponderEliminar
  4. Los nuestros no cayeron por odio, sino por amor. Los proetarras, a lo suyo, que no es otra cosa que nutrirse de la inquina.

    ResponderEliminar

Infonacional es un diario digital patriota y sin complejos