Fallece el criminal y genocida judio Ariel Sharon

La violencia endémica y la preocupación israelí por la seguridad (bitaron, en hebreo), que prevalece incluso sobre los deseos de paz (shalom), explican la supervivencia política de Ariel Sharon, tras un breve período de ostracismo, y su retorno al primer plano después de haber contribuido, tanto en el poder como en la oposición, a minar el gobierno de dos primeros ministros más jóvenes que él, Benjamin Netanyahu y Ehud Barak, caídos en el arduo camino de la negociación y la pugna sangrienta con los palestinos. Su biografía se confunde con la consolidación de Israel como una gran potencia militar, una ciudadela inexpugnable frente a un mundo árabe hostil, pero también con el extremismo creciente en ambas orillas del conflicto árabe-israelí.

De familia de judíos rusos emigrados a Palestina y de padre sionista (que cambió su apellido Scheinerman por el de Sharon), con 14 años se alistó en el Batallón Paramilitar de Juventudes. En 1945 realizó estudios secundarios e ingresó en la carrera militar, cursando un curso para oficiales. Tras la proclamación del Estado de Israel y el comienzo de la guerra abierta con los estados árabes, le fue asignado el mando de una compañía de infantería. En 1949, al concluir la guerra, pasó a los servicios de Inteligencia militar.

En 1952 estudió en la Universidad Hebrea de Jerusalén y dirigió operaciones contra territorio jordano. En 1953 organizaría la Unidad 101, encargada de las operaciones de guerra sucia. En 1962 aceptó el mando de otra brigada de las Fuerzas de Defensa y en 1964 asumió el Mando Norte del Estado Mayor.


En 1966, licenciado en Derecho, pasó a ocupar la jefatura del Departamento de Instrucción del Ejército. Ese mismo año participó en la guerra de los Seis Días. Como jefe del Mando Sur, en 1969 aspiraba a la jefatura del propio Estado Mayor, pero no fue promovido al cargo. En junio de 1972 se ofreció a la oposición derechista haciendo valer su condición de héroe de guerra.

Tras el sorpresivo ataque de Egipto y Siria, participó en su cuarta guerra y fue ascendido a general. Obtuvo un escaño en el parlamento. En 1974 se aproximó al Partido Laborista. Sus métodos brutales lo enfrentaron a la opinión pública, por lo que fue cesado en 1975. Con la victoria de Menahem Begin, en 1977 se hizo cargo de la cartera de Agricultura, y como "ministro de los bulldozers" provocó las iras palestinas al arrasar poblados árabes para levantar asentamientos judíos.

En junio de 1981 pasó a la cartera de Defensa, desde donde dirigió en 1982 la ocupación del Líbano (operación "Paz de Galilea"), que causó la muerte a cerca de veinte civiles árabes. El 18 de septiembre de ese año autorizó el ataque a los campos de refugiados de Sabra y Chatila, donde el ejército israelí masacró a más de un millar de niños, mujeres y ancianos palestinos. El impacto internacional de esos sucesos determinó que fuera apartado del gobierno.

http://www.biografiasyvidas.com/biografia/s/sharon.htm

2 comentarios:

  1. Que se pudra en el infierno, hijo de cien mil putas asesino de mujeres y niños.
    La guerra es la guerra, el campo de batalla es el campo de batalla y los hombres luchan contra hombres (en mejor o peor condición), pero NUNCA se ha de masacrar, y menos de esa forma tan miserable, mujeres y niños. No me da ninguna pena, solo asco e ira

    ResponderEliminar
  2. Adiós, genocida, adiós.

    ResponderEliminar

Infonacional es un diario digital patriota y sin complejos