Ha muerto el torero 'Antoñete' a los 79 años

El diestro Antonio Chenel, Antoñete, ha fallecido a los 79 años de edad aquejado de una grave enfermedad respiratoria. El matador ha muerto en el Hospital Puerta de Hierro de Madrid debido a una bronconeumonía. Su cadáver será velado en la Plaza de Toros de Las Ventas, según informa su familia.
Antonio Chenel Albadalejo, conocido como Antoñete, nació en Madrid el 24 de junio de 1932. Su niñez transcurrió en la Plaza de Las Ventas, donde vivía la familia, ya que su padre era monosabio y su cuñado, Paco Parejo, mayoral.
Desde muy chico estuvo en contacto con el mundo de la tauromaquia, ya que a los siete años se fue a vivir a la plaza Las Ventas. Su carrera la inició en 1953 y recién se retiró, entre varias idas y vueltas, en el año 2001, aunque continúa muy ligado a la profesión de su vida.

Antonio Chenel AlBadalejo, más conocido como Antoñete, nació en Madrid el 24 de junio de 1932. Se crió en el seno de una familia bastante humilde. De muy pequeño tomó contacto con la tauromaquia, ya que su padre trabajaba como monosabio y su cuñado, Paco Parejo, era el mayoral de la plaza Las Ventas, adonde fue a vivir a los siete años. Su destino estaba marcado a fuego.

Pero antes de dedicarse a la profesión que se convirtió en su razón de vivir, tuvo que trabajar en otras áreas para salir adelante. Se desempeñó como botones y como pintor para la empresa Coscoya. Como torero tomó la alternativa el 8 de marzo de 1953, en la ciudad de Castellón de la Plana.

Después de unas primeras temporadas que fueron exitosas, comenzó -entre los años 1959 y 1962- una fase de decaimiento. Estuvo prácticamente retirado, y en los dos años siguientes sólo sumó ocho corridas. Retornó con fuerza en 1965.

Luego, entre 1971 y 1972, estuvo de nuevo alejado de los ruedos y abandonó por primera vez la carrera en 1975. Antoñete ha sido un torero muy ligado a América, y en especial a Venezuela, en donde regresó a torear en 1977. En 1985 otra vez anunció su retiro, aunque volvió en 1987 manteniéndose activo hasta 1997, cuando tomó la decisión, definitiva, de abandonar las corridas.

A partir de 1992 empezó a hacer colaboraciones para Canal Plus y la Cadena SER, realizando comentarios de la Feria de San Isidro. Luego pasó a formar parte del equipo taurino de la cadena de emisoras. De igual forma, continuó toreando en festivales. A partir de 1998 participó de forma esporádica en festejos y corridas de toros en plazas de España y América, donde obtuvo reconocimientos y galardones.

Demostró a lo largo de su carrera un estilo ortodoxo y clásico, y por su valentía sufrió varias heridas de gravedad al principio de su carrera. En el año 2000 participó en una corrida en la plaza Monumental de Valencia (Venezuela) a beneficio de los damnificados de la tragedia del estado Vargas de 1999.

En julio de 2001, luego de sufrir una crisis cardiorrespiratoria durante una corrida de toros, decidió -esta vez con seguridad- finalizar su carrera como torero. De igual forma, continúa manteniéndose muy vinculado a la tauromaquia, su mundo, su vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Infonacional es un diario digital patriota y sin complejos