Cientos de neonazis protestan por demolición de tumba de Rudolf Hess

Hess, condenado a cadena perpetua en los juicios de Nuremberg al término de la Segunda Guerra Mundial, se suicidó ahorcándose con un cable el 17 de agosto de 1987 en su celda a los 93 años
Cientos de neonazis se dieron cita hoy en la pequeña localidad alemana de Wunsiedel, en la que hasta mediados de mes estuvo enterrado el cuerpo de Rudolf Hess, lugarteniente de Adolf Hitler.
Los jóvenes se concentraron en el centro de la ciudad del sureste de Alemania para protestar contra el desmantelamiento de la tumba, aunque oficialmente convocaron la manifestación bajo otro lema. La marcha transcurrió pacíficamente, aunque tuvo que ser vigilada de cerca por decenas de agentes policiales.

Hess, condenado a cadena perpetua en los juicios de Nuremberg al término de la Segunda Guerra Mundial (1939-45), se suicidó ahorcándose con un cable el 17 de agosto de 1987 en su celda de la prisión aliada berlinesa de Spandau. Tenía 93 años.

1 comentario:

  1. Existen indicios relevantes de que Hess fue asesinado por sus carceleros ingleses.

    ResponderEliminar

Infonacional es un diario digital patriota y sin complejos